Uncategorized

La Tata de los niños con cáncer

Publicado el

El hogar donde uno creció no deja de ser dulce cuando uno se casa. Por eso, volver los domingos para almorzar, hacer una gran sobremesa y echarse una rica cabeceada, es #priceless.

Pero… un cambio nunca viene mal, aunque sea forzoso. El domingo mis papás tenían un almuerzo con unos amigos, así que la pequeña familia Pom Pom, o sea, la mía, se buscó el rancho por ahí. Como acabamos rápido y pese al frío, decidimos no castigar a Cris tan rápido con una tarde completa de hibernación y nos fuimos al showroom de La Casa de la Tata.

 

Captura de pantalla 2014-06-10 a la(s) 23.33.21

Debo ser sincera: nunca compro nada en ese showroom… hay marcas de diseño independiente buenísimas con cosas de esas que uno dice “¡ohhh, esto debe ser mío!”, pero con mi situación de bolsillo con hueco, solo se toca la cuenta para lo necesario. Esta vez fue igual, y sin embargo fue distinto. Muy distinto. Quizás porque había plumones y Cris fue feliz pintando, tuve la tranquilidad de mirar, pasear, conversar… ¡y justo llegó el cerebro creador de Mei Tai Afrodita y la Hora del Té, Begoña, con el pequeño Diego y su marido. Ya me sentía en familia.

Además, todo confluyó para que conociera más a Nadiana Altuve, La Tata. Resulta que había leído que en este showroom se iba a recolectar ropa de invierno para niños con cáncer que necesitan este tipo de ayuda, y le pregunté si se la podía llevar otro día. Me contó, con la voz dulce que la caracteriza, que esperaría una semana más las donaciones -de hecho, ya había varias en su pasillo de entrada-, y que luego el plan era ayudar a un albergue de chicas embarazadas y abandonadas. Uf. Una de mis pasiones, las mamás y sus niños por nacer.

 

Captura de pantalla 2014-06-09 a la(s) 23.02.56

Realmente agradezco que ese día mis papás tuvieran un almuerzo fuera de su casa. No solo Cris se la pasó muy bien, sino que conocí a una mujer tan ejemplar que es capaz de abrir las puertas de su casa para que las emprendedoras, las mamás y  los peques, pasen un domingo de frío con mucho calor humano.

2 comentarios en “La Tata de los niños con cáncer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *