Qué regia esta bendita

Aclaración previa dirigida a mis correligionarias de la maternidad: este no es fashion blog. Es más bien un normal fashion blog, o sea, de vez en cuando encontrarán posts acerca de cómo lucir regias de manera natural, sin algarabías ni medias panty para pantalón que ahora se usan con falda, huácala.

Así que llegó el verano. Pucha, al fin. Bueno, en Lima la cosa aún no se define, pero al menos ya podemos guardar los abrigos, pantalones de corduroy, botas y chompas gruesas. Por ahora, hacen bulto en el closet.

Como ya les he dicho en algún post pasado, pienso que nuestra dignidad de mujer capaz de dar vida y pasarse una noche curando fiebres sin que al día nadie se dé cuenta de que dormimos solo dos horas, supone un outfit a la altura. Sin chiboladas ni elengaterías innecesarias, claro. Por ejemplo: el uso de bbds (que la Real Academía dice “bivirís”, como ropa interior de hombres :/ ) creo que ya fue, a menos que tengas este cuerpecito photoshopeado de hombros sin mofles y clavícula alineada con regla:

sa lila

Ni hablar. Comodidad y frescura no son un reto a la naturaleza #nothingisimpossible. Chequeen (y díganme si no se ve mostro y casual):

blusa mujer manga corta

¡No olvidar los zapatos! ¿Cual hubiera sido perfecto? Creo que estos ;):

balerinas beige

 

No hace falta tener el cuerpito de estas niñas (si lo tienen, ¡aleluya!) para pretender lucir mínimamente parecidas #soñarnocuestanada. Quid: las combinaciones. Blusa o camiseta navy (la primera) con pantalón blanco (ojo que no se vea el calzóoon), o los pantalones de colores básicos como rojo o verde.

moda que te acomoda

Una camiseta blanca con estampado y jean (como la cuarta niña escuálida) no tiene por qué ser solo el outfit para hacer limpieza en la casa. Si te pones unos zapatos como estos, queda bravazo (la parte blanca es de charol.. ahí está el detalle:

balerinas blanco y negro¿Te compraste en invierno blusas manga larga? Yo sí. Good news: ¡se pueden usar en verano! Una remangadita sutil y saludable, y listo. Meter en el cajón una ropita como esta es un desperdicio y cada prenda bien usada, en cuestión de imagen, cuenta 😉 (personalmente, yo me la pondría con balerinas).

 

blusa para gorditas

balerinas rojas

Las blusas tipo peplum (esas que tiene como un vuelito a partir de la cintura) son perfectas para esconder caletamente la pancita maternal que quienes como yo no logramos aplanar. Con un collar delgadito, tipo cola de ratón, se ve bravazo, aunque en en este caso no hace falta porque los aretes son grandes y el pelo es largo. Un toque aburrido sería ponerle zapatos azules, pero unos coral con plataforma son demasiado lindos (entre el peplum y los tacos, tu cuerpo queda como rehecho en Morillas):

camiseta peplum

sandalias con plataforma

El look hippie chic también tiene lo suyo, las alpargatas son lo máximo pero ojo… todo debe ser armonioso, con una blusa de seda no sé qué tanto pegue…

hippie chic

 

Finalmente (por hoy), las minifaldas a nuestra “altura maternal” ¡ya no pegan! Las midi, o sea, un poquín por debajo de la rodilla, quedan espectaculares:

falda midi

Espero que el post y les haya dado ideas para dejar la ropita de quinceañera y empezar a levantar miradas que en silencio digan: “Qué regia esta maldita, con hijos y todo se da tiempo de verse bien. La maternidad le ha favorecido”. Si supieran, jaja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *