CrianzaUncategorized

Para ti, que no puedes estar

Qué duro es no poder acompañar a nuestros hijos en los momentos históricos de su historia de vida. Por ejemplo, las primeras semanas en el nido.

Hace un tiempo, leí el post de una amiga que hablaba sobre dejar a los peques hacer las cosas a su tiempo: gatear, caminar, dejar el pañal. Contó que cuando su niña fue al nido por primera vez, ella decidió acompañarla hasta que estuviera lista para quedarse sola, y una semana después, sucedió. Sinceramente, no pensé que esto ocurriría con Cristina, porque siempre la vi independiente y cariñosa con los niños. Pero como con los niños nunca se sabe, pues a mí me tocó que mi chiquitita, mi loquita, fuera de las lloronzuelas… y que yo no pudiera hacer nada al respecto.

No me pude sentar a su lado para darle seguridad los primeros días. No pude llevarla de regreso a casa, invitarle un helado para premiar sus logros ni dormir con ella la siesta después de la agotadora mañana. Mamá que trabaja fuera soy, ya saben. Y aunque sé que es lo que toca, a veces, como hoy, duele la cosa.

mama triste

De todas formas, yo confío. Dios sabe por qué se dan las cosas, y que esto es lo mejor para Cristina. Ejemplo de sacrificio, puntualidad, perseverancia, organización, que sé yo, muchas cosas buenas debe haber absorbido mi bebé desde que volví al ruedo (¡espero!, je).

Por otro lado, todavía hay gente en el mundo capaz de empatizar y mirar más allá de sus narices. La directora del nido, en un gesto que jamás terminaré de agradecer, me ha enviado el tiempo que han durado las clases de verano, un correo con una foto de Cristina haciendo la principal actividad del día. Ver a mi peque con mandil pintando o preparando dulces como mini chef, ha sido #priceless. En los momentos álgidos de mis tardes, en los que corro, corro, corro, siempre, siempre, siempre, ver a mi niña sonreír ha pagado todo y más.

Mamá que trabaja: cuando elijas un nido, no solo te fijes en la infraestructura, metodología de enseñanza y un largo etcétera. Sé que sufres, soy como tú. Por eso te digo: Trata de que las profesoras entiendan tu posición y se pongan en tus zapatos. Créeme que esto es prioritario, para tu tranquilidad, la de tu hijo/a y para que tengas armas con qué combatir la pena de no estar, como la que tengo hoy.

12 comentarios en “Para ti, que no puedes estar

  1. super identificada! Aunque mi peque todavía no va al nido hoy sentí esa misma tristeza al cerrar la puerta y oírlo llorar. Hay días buenos y otros no tan buenos. Hoy no fue un día bueno mañana será mejor

  2. No te sientas mal por no estar, eres una super mamá, te leía y pensaba en una historia muy cercana, una niña que su madre trabaja todo el día pero no solo eso, el tiempo que pasa libre la pasa con el novio, su casa en la playa y fiestas.
    Realmente que existan madres así es terrible, nosotras nos preocupamos por cada puchero, por estar ahí, por verlos sonreír y ser lo mejor que podamos ser.
    Un beso
    Martha
    http://www.aquaoasis.com.pe

  3. Actualmente paso por lo mismo mi.pequeñito tiene 1 año.8 meses.e irá desde marzo a la sección.de pequeñitos del nido.Alamitos…mis dos nenes.nunca lloraron Pues este es el.tercero…y se me parte.el alma cuando lo.oigo llorar pero.también.las.misses de mi.Nido favorito.no dejan de enviarme fotos por el wassapp donde está super feliz pintando.y bailando entonces me doy.cuenta.que ese llanto de dos minutos.es sólo una muy buena actuación.!! Ahora sólo.lo dejo.Con.un beso porque además esta en perfectas manos llenas de sabia experiencia !!!

  4. Gracias linda! Yo también siento lo mismo, empeze a trabajar desde el año pasado, por motivos importantes. Es una angustia tremenda, sobre todo los primeros meses, pero a Dios gracias creo q esto me ha enseñado a apreciar mucho mas cada uno de los momentos que juntos podemos pasar. Gracias por compartir tus experiencias. Fuerza mami!!!

  5. Estaba buscando algo que me de fuerzas y justo veo tu blog. Esta será mi 3era semana en el trabajo después de que se terminaran mi pre mi post y mis vacaciones,justo hoy mi nenita cumple 4 meses y aun me duele horrores dejarla,a veces me siento la peor mama y que otras personas están disfrutando de mi bb. Como dicen hoy no es un dia tan bueno ojala y pase. Igual trato de aprovechar cada sonrisita que me. Se que no soy la única que hace este tipo de sacrificios y eso de algún modo me da fuerzas.
    Gracias por tu post.

    1. Gracias a ti por escribir. Mientras seamos mamás, siempre lamentaremos el segundo en el cual no estuvimos. Pero todo es para bien y eso que sufrimos nosotras, será de mucho valor para ellos en el futuro. Aquí estamos para apoyarnos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *