Qué mochilas tan monas

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con carteras hermosas, pero que pesan como un chancho? Si priorizas la elegancia, ni modo, a chantarte la de cuero rompehombro. En cambio, para un fin de semana en el cual vas de aquí para allá como Juana la Cubana, no hay forma de que a los pañitos de bebé, pañales, muda de ropa, muñeca, zapatos, casaquita por si hace frío y lata de Enfagrow, le agregues el peso propio de tu bolso. No te seas cruel.

En este contexto de utilidades e inutilidades, me encontré en Kipling con unas mochilas para mamá. La verdad, no había visto nada parecido. Bien chéveres, la colección se llama Happy Mommy. Ahora, para qué les digo que no, si sí, el precio no es económico, pero ya saben ustedes que muchas veces lo barato sale caro y, por otro lado, hay tema de estilo que es interesante: según como cada una sea, siempre manteniendo la practicidad -imagino-, cada una utiliza un bolso acorde con su forma de ser y de expresarse: colores neutros, colores chillones, de tela, de cuerina, de cuero, de plástico, grandes, chicos, con ruedas, con asas… estas mochilas de las cuales les cuento, por lo que veo, priorizan el toque de elegancia. Chequen el cierre dorado:

mochila kipling

Es decir, la utilidad no ahorca el estilo. Regio el asunto. Encima, tiene estampado con efecto relieve de cocodrilo en color negro -casi mejor para llevármela al trabajo, jiji-.

También hay otro más atrevidito que tiene cambiador, colgadores para el coche y soportes para biberón y juguetes.

kipling 2

Si quieres darles una chequeada, Kipling está en C.C Jockey Plaza, C.C El Polo, C.C Real Plaza Salaverry, C.C Larcomar y San Isidro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *