CrianzaUncategorized

Mi hija no quiere comer

matriaventuras

Recibo el informe de la evaluación nutricional que le hicieron en el nido a Cristina. Está con porcentaje mínimo de acercamiento al sobrepeso. Me pregunto: Juat? Hace más de un mes que anda inapetente. No lo entiendo, no lo concibo, pero en medio de mi confusión, me alegro.

Cris cumplió 2 años hace 2 días. Mi preciosa ya es una niñita. Quizás eso de no querer comer es parte de los llamados “terribles 2 años” –aún no leo nada al respecto, y creo que casi mejor no enterarme para no predisponerme… ¿o sí? –. La pediatra me dijo cuando esto ya llevaba semanas que era por el calor que no termina de irse y porque la inapetencia es algo normal en esas edades. “Vero, ¿QUÉ LE DOOOYYYY? Alguna vitamina, estimulante, sonda… ¡ALGO, PLIS!”. “Nada, que coma cosas frescas y con el tiempo volverá a ser la misma”. O sea, nada. Manos atadas.

Pero… aproveché una viral recontra virulienta para visitarla. Cuando le conté cuál era su rutina de alimentación, encontró ese “algo” que yo estaba buscando.

Resulta que desde que Cris entró al nido, su única comida fija es la lonchera. Casi nunca toma desayuno, almuerza en horas distintas, toma leche en la tarde, come poco en la noche, vuelve a tomar mucha leche de madrugada… y así continúa el círculo vicioso. ORDEN es la clave, y DISCIPLINA también –mismo PNP–, ya que está en un momento en el que puede elegir: me gusta, no me gusta, y los padres tenemos que ponernos firmes. No nos levantamos de la mesa sin terminar, comemos de todo, no verás videos hasta que termines el pollo… Pucha.

¡PERO ES QUE NI RAÚL NI YO HEMOS CAMBIADO AÚN NUESTROS BOHEMIOS HÁBITOS ALIMENTICIOS! (léase: tomar desayuno parados mientras alistamos las cosas para salir, cenamos chucherías y rara vez tenemos la refri nutricionalmente llena). ¿CÓMO LO VAMOS A HACER?

Ok, #soymamádesastre, lo admito. Y parte de mi desastre es no haber sabido ordenar a mi hija. No puedo evitar sentirme pésima al respecto, sin embargo, llorar sirve solo para la catarsis, no arregla nada. Manos a la obra, Majo. Aún tengo un porcentaje mínimo de acercamiento al sobrepeso (o sea, grasita rica) de gracia. A echarme a buscar recetas nutritivas, a sentarme a comer con Cris como Dios manda, a tomar desayuno en la mesa –buahh, ¡tendré que levantarme al alba!–… a educar, que ya toca.

Un comentario en “Mi hija no quiere comer

  1. Hola, pues bienvenida al mundo de los hijos “no” comilones, pues soy madre reincidente ,al tener ya a mi segundo hijo imagine que seria mejor , aunque para hacerle justicia a mi pequeño Antonio es mejor comensal que Pablo,su hermano mayor. He leído mucho, conversado mucho sobre los “problemas” de apetito de los niños, y llegue a una conclusion, cada niño es un mundo, cada niño tiene su crecimiento establecido, pensé en algún momento que Pablo era un faquir, no se como sobrevivía solo con mi leche , siempre fue un niño inapetente, pero crecía y engordaba super bien, estaba por arriba de la media, no lo entendíamos, Lo hablábamos con su pediatra del porque estaba tan bien, nos decía que era por mi leche que le daba lo que necesitaba, en ese entonces ya tenia 2 años, comía de vez en cuando una tortilla, alguna salchicha de leche, fruta 0, y lo q le encanta es el arroz, lastima porque no puede comer mucho porque tiene problemas de estreñimiento.
    Así fue creciendo hasta que ahora que tiene 4 hermosos años y aun no come nada bien, pero lo intento poco a poco.
    Antonio mi segundo hijo tiene 19 meses, y es un bebe muy activo pero no come muy bien, solo acepta cremas de verduras con pollo y ya esta, aunque tiene 8 dientes 4 muelas el nene, no le apetece masticar…eso si, papas chips le encanta… he intentado darle comida nuestra y solo come un par de cucharas….es terrible.
    Cuando le tocaba su revisión medica, el Pobre Antonio tenia bajo peso, y me recomendó su pediatra agregarle a su comida 2 cucharitas de aceite, y pensaba, que injusticia para mi nene, su hermano no comía nada y el que medianamente comía sus cremas super llenas nutrientes no le bastaba, desconsolada, trate de darle de todo, claro siempre pensando que es un bebe y comen de a pocos.
    Ahora Majo, en mi humilde opinion creo yo que no solamente el desorden de comida cause “sobrepeso”, se que los niños que son alimentados con leche de vaca, osea de formula tienden a hincharse mas, porque la leche de vaca no esta preparada para el ser humano, somos muy pocas las que tenemos suerte en poder dar leche materna a nuestros hijos hasta que sea necesario, aunque muchos pediatras dicen que lo mínimo es darle el pecho durante sus 6 primeros meses de vida, creo que es un error, hay que pensar también que muchas madres quisiera hacerlo ,pero el trabajo fuera de casa lo impide. Con esto quiero decirte que no te comas la cabeza pensando que hacer con tu niña, creo mas bien que cuando este en el nido, tendra una vida mas activa y tendra un orden para su comida o merienda.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *