Uncategorized

Pulseras rojas

Publicado el

pulseras rojas matriaventuras

Hoy ha empezado una nueva serie en América TV, llamada Pulseras Rojas. Es una adaptación de Polseres Vermelles, que fue creada, escrita y producida en Cataluña. Por lo que he leído, es un éxito a nivel mundial. Madre mía, la que me espera -lo siento, me enganché-.

No suelo ver mucha tele, pero esta serie nos atrapó a Raúl y a mí desde el comienzo. Y también desde el comienzo comencé a intuir que la historia era más europea que peruana.

Se trata de seis chicos de entre 10 y 16 años que están en un hospital y que forman un grupo, una pequeña pandilla. Cada uno tiene una enfermedad peor que la del otro, y aún así, las llevan con buen humor, optimismo, generosidad. Contrasta fuertemente -aquí, a mi parecer, está el porqué empecé a dudar de su origen local- con la experiencia de los familiares: una mamá vestida de Mamá Noela hace de voluntaria para pasar tiempo con su hijo, que lleva en coma dos años -no podría explicarles lo fuerte que ha sido eso para mí, de solo imaginarlo, uf-; una abuela que bota a su nieta de la casa porque piensa que la anorexia que padece es solo una forma de llamar la atención, entre otras historias un tanto hard core.

“Cuanto vas a llorar, cariño”, me ha dicho Raúl. Es cierto, soy muy sensible. Sin embargo y bajo riesgo de tortura inútil, creo que seguiré viendo la serie porque me ha tocado el corazón y, aunque no parezca, la mente: En el dolor se puede ser y hacer feliz. No hay situación tan mala que no te permita sacarle la vuelta. Y sobre todo, mamá siempre morirá de pie.

Aprendizaje y catarsis parece que es lo que se viene.

http://es.wikipedia.org/wiki/Pulseras_rojas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *