Columnistas

Cómo ha cambiado el cuento

 

 

 

Por: Begoña Songel, Mei Tai Afrodita y la Hora del Té

Debo confesar que hace años que no voy al cine; bueno, hará 8 meses fui con mi niño y una amiga a ver “Aviones II”, pero eso no cuenta.

Hablo de películas con fundamento, con miga, argumento, de esas pelis que te hacen reflexionar, y hace muchos pero muchos años que no veo algo así, y la verdad no tengo ningunas ganas. Prefiero algo ligero que me entretenga y no me haga pensar demasiado. El esfuerzo de ser mamá 24 horas es demasiado como para, además, buscar el sentido del séptimo arte.

Lo que si he visto ha sido Frozen y Maléfica, pero en la comodidad de mi salón. Y las he visto a regañadientes, no sé por qué, no me apetecía ver lo que todo el mundo, pero… Ya sabéis que siempre tengo un pero. Ambas me han sorprendido gratamente, parece que el cuento está cambiando, parece que alguna mente lúcida se ha dado cuenta de que las mujeres no necesitamos de un príncipe azul para que nos solucione la vida. Es precioso tener a tu príncipe azul, pero también es precioso ser dos seres distintos caminando el camino de la vida.

maléfica

PERO es maravilloso ver que el amor verdadero no es exclusivo del príncipe azul, el amor verdadero no tiene sexo ni edad, puede venir de la persona más inesperada, incluso de tu propia “enemiga”.

Es maravilloso que las mujeres no seamos nuestras propias enemigas.

Es maravilloso que aparezca la figura de la heroína.

Es maravilloso que las mujeres puedan trabajar codo con codo, sin competir, sin anhelar el príncipe azul.

Es maravilloso que poquito a poquito la sociedad y nosotras mismas vayamos progresando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *