MatrimonioUncategorized

Cómo celebrar a tu esposito en medio del caos

El cumple de mi esposito es mañana y yo solo soy un costal de fatigas y dolores de cabeza. Debo renacer de las cenizas como el Gato Félix para darle aunque sea un cachito de toda la alegría que él se merece.

Hasta con Cristina bebecita se lo he celebrado. Con serpentina, sin ella; con globos o sin ellos, siempre hubo jolgorio. Me siento tan mal de que este año faltan solo unas horas y yo estoy zzz… paaaar favaaaar, ¡necesito elevar mi qi, en cantidad de super Sayayín!

Ok, plan de contingencia -que además debe ser low cost porque estamos más agujas que la patada-. ¡Ya sé! Detalles. Los detalles importan y se pueden multiplicar, llegando a ser más valiosos que cualquier otra onerosidad. Mañana seré la mujer de los detalles.

detalles en el matrimonio

Wait… ¿mañana? ¿Acaso no tiene uno que deshacerse en detalles siempre, en el matrimonio? Buahh, creo que algo estoy haciendo mal… ok, como el Gato Félix: Majo será la mujer de los detalles hasta que se muera… porque en el cansancio, la gripe y el dolor, se puede ser y hacer más feliz.

2 comentarios en “Cómo celebrar a tu esposito en medio del caos

  1. Hola,,,!!! Yo aún no soy mamá, ni esposa, ni nada… jaja supe de tu blog en la revista Iniciativas y no dudé en entrar. La verdad, no me arrepiento porque me he divertido mucho, me encanta tu sentido del humor, y me encanta aún más la perspicacia con la llevas tu matrimonio. Sé que el matrimonio en términos generales es difícil, pero el hecho de que lo muestres como una aventura diaria, me conmueve y me anima a verlo de esa forma también.
    Gracias por tomarte el tiempo de contarnos tu experiencia.

    1. ¡Mil gracias por tomarte el tiempo tú para escribirme! Me alienta a seguir, je… Pues sí, el matrimonio y la maternidad hay que verlos con buen humor porque es difícil… Cuando recién me casé pensé: “¿Por qué tanta gente se queja, tanta gente hace bromas de las suegras y esas cosas?”. Ahora lo entiendo PERFECTAMENTE, JAJA… Y como reza el dicho, lo que no mata, engorda, jeje… ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *