Uncategorized

¿Qué comprar -y qué no- para la llegada de mi primer bebé?

¿Preparando la llegada de tu primer bebé? ¡Qué ilusión!

Y ahora, ¿qué comprar? ¿Qué no comprar? ¡Socorro!

Conozco a una mujer que tiene el “Excel Mágico” para las primerizas -tal como existe el “Excel Mágico” para las novias-. Es alucinante todo lo que incluye, como alucinante resulta comprobar -luego del nacimiento del bebé- que necesitas solo el 10% de las cosas que con tanto cariño y tarjetas de crédito compraste.

Pronto tendré a mi segundo bebé y, por eso, creo que tengo un tantito de experiencia como pasarte algunos tips generales, en este bello e inolvidable momento de tu vida, ¡flamante mamá!

1. Siéntate con tu marido, tomen un café y conversen acerca de cómo quisieran educar a su hijo: si les gustaría que fuera un niño independiente, artista, creativo, pegado a la normas… y, de acuerdo a eso, infórmense sobre pautas de crianza que ayuden a formar la personalidad del peque. Muchas de las cosas que necesites tendrán relación con esto. Por ejemplo: Si consideras que es mejor para ustedes portear, pondrás en tu lista un portabebé ergonómico en lugar de un gran coche -y al revés-.

IMPORTANTE: Recordar que todos nacemos con un temperamento, que es genético, heredado; y junto con el carácter, resulta la personalidad. Podemos influir en formar el carácter de nuestros hijos, pero la cuestión no es matemática. Ante todo, está la propia forma de ser del bebé, que debemos respetar, y su libertad, cuando tenga edad para elegir. 

niños artistas

2. Valora el tipo de productos que consideras mejores. Por ejemplo, si son padres que consumen productos orgánicos, inclínense por comprar ropita de algodón orgánico, así como artículos de limpieza súper naturales. Hay muy buenas marcas y no son caras.

ananaw

3. No te aloques por tener todo listo. Si bien no es recomendable que trajines mucho al final del embarazo, tampoco tienes que adelantarte tanto. Además, casi siempre lo mejor es adquirir lo básico e indispensable, y luego ir viendo lo que realmente necesitas.

4. Para que puedas probar, pide ayuda a familiares y amigos, sin roche. Nunca falta quien tiene una cuna sin usar, un coche que los hijos mayores ya dejaron e incluso ropita casi nueva.

5. Imagino que los muebles de las tiendas de niños te hacen demasiada ilusión: la mecedora blanca con el peluche, la alfombra de conejito, el súper cambiador que a la vez es cuna, banca, cama y etc. No enganches tan fácilmente: Mide la habitación que usará el bebé y evalúa qué entra y qué no. También, revisa qué colores son los más adecuados, no siempre Minnie Boutique o Rayo Mc Queen son los ideales para asegurar un buen descanso.

Al comienzo, pienso, es mejor unas cenefas delicadas, todo color pastel para no sobrestimular y, con el paso del tiempo, ir complementando.

habitacion bebe

6. Antes de terminar (¡hay tanto que decir!): Antes de hacerte del choclón de cosas, espera al baby shower. A veces te regalan muuuuchos pañales y ya no tienes que comprar, o muuuucha ropa de 6 meses y nada de recién nacido… Para tener la idea clara de lo que tienes, es mejor que tu baby sea cuando tengas 7 meses, así te da tiempo y no haces todo a la apurada, al final, cuando tu barriga doble la esquina y no puedas más.

Hazme un poquito de caso y acertarás, al menos al principio 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *