Uncategorized

Estar de licencia, ¿estar de vacaciones?

Alguna vez escribí esto antes, y ahora lo reitero: las mamás que trabajan en casa y se dedican 100% a sus hijos reciben toda, pero toditita mi admiración. Tan solo con dos peques, en este tiempo de licencia de maternidad, me estoy volviendo loca.

Cristina todavía no deja su teté (biberón) y mi bebé de 1 mes también es fan del asunto, así que todo el día hay teteada en mi casa. Además, la #niña independiente anda con que quiere echar ELLA el polvo, entonces hay que pararse a su lado para que no se baje la mitad del polvo, mientras el pequeñín también se antoja y wuaaaa, el coro de ángeles resuena en mis maltratados oídos.

Es entonces cuando Cris lo consuela, oohhh Rafaelito, socorro mamá, mi hermanito tiene hambre (¡ya me di cuenta!) y aplica meloseada. Y como le pido amablemente que se aleje -en serio, amablemente, I promise!-, también llora porque, además, ella quiere peinarlo con su piruleta de plástico y secarle el pelo con un delfín de juguete.

licencia no son vacaciones

Y las madrugadas… creo que la maternidad me ha encontrado vieja porque me cabeceo maleadamente. Ahora estoy optando por ponerme a hacer algo con la mano derecha mientras aplico el meceo respectivo con la izquierda, hasta que se duerme. Claro, luego me da hambre y las galletas de mi esposo me llaman a gritos, con lo cual no bajo de peso y mi ansiedad, con todo este panorama, aumenta cada día más.

¿Licencia es igual a vacaciones? No hay forma.

¿Postparto es igual a madre romántica en su mecedora poniendo el pecho a su bebé? Mentira pelada.

Es igual a sudor, calor, horas sin bañarse, comida al paso y una búsqueda de sueño implacable en cada esquina.

Aunque el panorama es desolador, madre que estás en este momento de tu vida, no perezcas: quédate con lo bello, con lo rico que huele tu bebé, con su manito sobre tu pecho y hasta sus llantos, que pueden volverte loca pero te hacen recordar que tienes la profesión más noble e importante del mundo: ser mamá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *