CrianzaDisciplina Positiva

Mamá Majo is in da jaus!

Pff, qué difícil fue decidir hacer este cambio. Dejar nuestra cabañita de Matriaventuras para mudarnos a la nueva Hidalgo House: Mamá Majo, el blog.

¿Y por qué? ¡Si todo estaba tan bien! Es que, es que, es que… algo cambió en mí, en mi familia. Un buen día de abril, de esos con nostálgicos días de sol y nubes no tan grises y etcétera, etcéterea, conocí la Disciplina Positiva. Quedé encantada. Yo, la insegura, la agobiada, la lagrimosa acerca de su forma (o no-forma) de criar a los hijos, de pronto vi la luz. Sin vela y sin vaso de agua: La Disciplina Positiva me soltó migas de pan en el camino y ahora sé qué hacer con mis gordos. Con amor, sin histerias y sin culpas.

Disciplina Positiva

Entonces, sentí que la Hidalgo House debía convertirse en un foco de todo eso tan bueno que aprendí, y la llamada a ser la vocera tenía que ser yo. Y así, pues, en Mamá Majo no solo vamos a conversar sobre nuestra intensa vida de mujeres, esposas y madres, también les voy a invitar esas miguitas tan nutritivas para su corazón de mamás.

Espero que sigamos en contacto, ¡no se me pierdan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *