Cuando llega la tarde, pero tu cuerpo pide noche

A veces pareciera que mis hijos se ponen de acuerdo para llorar cuando llego a casa en la noche, después del trabajo. Primero ríen, se me tiran encima y luego waaaaaaaaaaa, mamáaaa, quiero que peines a Blanca Nieves (Cristina); waaaaa, agu agu sha sha beeehhh (Rafael). Sí, lo sé, me quieren y me extrañaron y yo también mucho a ellos. Me los comería a besos cada vez que entro y mi gordita dice “¡Llegó mamáaaa!”, se siente súper reconfortante. Pero pffff, ¡por qué tienen que llorar justo cuando mi esposo está entrando en crisis debido al desorden, y lo único que yo quiero en el mundo es devorarme el refrigerador! Buahhhh…

Ommmm… Disciplina Positiva a la vista. Majo, tienes que prepararte para ir a casa. No solo vienen los llantos, también te esperan con los brazos abiertos los jarabes, inhaladores, la cena que no quieren, la pijama que les da calor, los gases, la alergia y 80 Barbies a las que acostar.

mama-cansada

Camino rezando. No, je, no pido que haya paz en la casa, en realidad converso con Papá Dios del día, de lo que fue bien, de lo que no fue tan bien, de Gaby, de mis ganas de ser mejor mamá y de lo fracasada que a veces me siento en el intento. Y aunque no lo crean, Él me contesta diciéndome que basta con que ponga mucho amor en lo que hago, pero no sé por qué aún no me termino de convencer, y sigo sufriendo por la ropa que no guardé, la comida nutritiva que no preparé y los detalles con mi esposo que olvidé.

Volvamos a la casa. No llego resplandeciente como flor -es el final del día y ¡soy humana!-, pero Pancho, mi ángel de la guarda, entra conmigo haciéndome masajes para la dulce batalla.

Acaba la tarde-noche, los ñaños se durmieron. Y de pronto, al verlos dormiditos -¡qué ricos que son!-, vuelvo a tener ganas de comérmelos a besos, me siento la madre más afortunada del mundo, desaparecen las frustraciones, abrazo a mi esposo y caemos dormidos como árboles que no mueren de pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *