Guía de comprasUncategorized

Delivery de cositas para bebé: ¡Conoce Baby Express!

No digas que no te ha pasado: justo cuando bebé Benjamín se hizo popó, corriste a buscar los pañitos y… y… y… ¡solo quedaba 1!

mujer-gritando

– ¡¡¡QUIÉEEEEEEN HA USADO LOS ÚNICOS PAÑITOS QUE LE VAN BIEN AL POTO DE BENJAAAA!!!

– Ehh, bueno… amor, yo limpié los juguetes con los pañitos… ¡tú dices que lo haga con eso!

– Con pañitos, sí, pero no los del poto… ¡Y AHORAAA????

– Correré a la farmacia…

Y, mientras, sudas la gota gorda pensando en que se te viene la escaldada del año porque la farmacia más cerca está a 15 minutos de ida y 15 minutos de vuelta. ¡Algodón! Sí, eso puede salvarte… ¡Pero es que ahora te desmaquillas con toallitas!

PERO ESO SE ACABÓ.

Descubrí en el FEIS que existe una empresa llamada Baby Express, que no solo te hace delivery de pañitos, pañales, crema para potito y leche, sino que además lo puedes programar como tú quieras y listo, te olvidas forever and ever de la correteadera.

baby express
Encuéntralos en Facebook como @babyexpressdelivery

El tiempo que normalmente te toma ir al súper o a la farmacia; elegir los pañales, la cremita, la leche, los pañitos; hacer la cola, pagar, esperar a que busquen los productos y los metan en una bolsa de 1 metro de alto para que quepa todo; volver a casa… todo se puede traducir en una horita de parque con los enanos, un lonchecito express con tu churrísimo esposo o un rato de masajes en la pelu de la esquina.

Decidí probar. Como, felizmente, mi Rafo usa sin problemas los pañales que están de oferta -no importa la marca-, les di una gama de opciones y les pedí que me trajeran lo que costara menos -heeeey, no es que sea tacaña sino que estamos agujas :/-.

¡¡¡Liiindo!!! me trajeron un paquete con su lazo y su cariño, justo cuando ya tocaba reponer el stock.

Encima, están con una promo de descuento en el primer mes, y tienen un club de suscriptores para participar de sorteos, promociones y regalos 🙂

baby express

Yyy bueno, como ya está el pedido del mes… me voy a peinar las Barbies de Cristina -no sé por qué eso me relaja tanto, bien freaky me he vuelto…-.

¡Nos vemos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *