Decora y decora con estos diseños increíbles

Siguiendo como mi campaña #cómpralealemprendedor, les cuento ahora sobre uno de los descubrimientos que más alegría me ha dado. Conocí a una mamá de dos niños que es economista de profesión, marketera de corazón, y artista de la pintura desde niña. Dibujaba y diseñaba en sus cuadernos; hasta ahora ese es, para ella, un momento feliz.

Desde hace un tiempo, decidió compartir con el mundo su arte a través de Lettering Love. No se pueden imaginar las cosas lindas que hace, sobre todo cuadritos. Son personalizados, hechos a mano, y tienen tal calidez y color, que causa una ternura increíble.

Hace cuadritos como para habitación de los peques:

Para adornar la casa:

Miren, por favor, ¡qué bellos estos tags!

A una amiga, que tiene 4 hijos, le regalé este hace poco. Quedó fascinada porque, además, tuvo mucho valor emocional para ella:

Todo hecho mano, con una delicadeza que casi parece que estuviera haciéndolos en un spa, jeje… Y así, con dibujitos lindos hechos a mano, Lettering Love te personaliza todo lo que quieras: tus frases favoritas, tarjetas de agradecimiento, tarjetas de cumpleaños, etc.

Esta Navidad o en cualquier ocasión que merezca un detalle lindo, totalmente recomendado apostar por esta marca. Yo voy pronto por los cuadritos para las puertas de las habitaciones de mis hijos 🙂

Regalos con valor emocional: ¡Salve Regina llegó al Perú!

Otro de mis últimos descubrimientos -casi me siento tan exploradora como mi hijo de 2 años- ha sido una marca que vende accesorios con motivos de la Virgen, Jesús y los santos. No, no se imaginen los rosarios fosforescentes que venden en las puertas de las iglesias -sin ánimo de desmerecerlos-, nada que ver: estos son realmente hermosos y creativos.

En serio: si alguna vez tuviste roche de usar algo vinculado a la religión porque no quieres hacerte fama de beata o algo así -no tendría por qué suceder pero, ya sabes, vivimos en la sociedad de las etiquetas-, créeme que Salve Regina tiene mil cositas para que recuerdes siempre tus convicciones divinas de una manera cool y artística.

Pulsera + estampa de la Virgen de la Sonrisa

Creo que sabes también que me encanta investigar sobre el origen de los emprendimientos, y bueno, resulta que Salve Regina nació en Argentina. Samanta Schnabel creó la marca en el 2012, repensando imágenes de la Virgen María y diseñando rosarios con materiales poco típicos como la silicona. Mira qué mostro este:

Si entras a su web (por ahora es solo para compras en Argentina, pero en Perú los encuentras en su fan page y en el Jockey Plaza) verás que hay de todo: pulseras, collares, estampas, stickers para auto, llaveros, colgantes para la cartera, cuadros del ángel de la guarda, colgantes de cuna… ¡También hay para hombres! (los hombres también rezan, je). Todo lo ves en el stand del Jockey Plaza, podrías pasar horas mirando. Y, de hecho, todo sirve o para recuerdos de bautismo, confirmación, primera comunión, o simplemente para tener un detalle lindo con alguien.

Yo creo que, no solo en Navidad sino en general, si tenemos un amigo o amiga o familiar para el cual su relación con Dios sea importante, los detalles de Salve Regina no solo serán un regalo más del amigo secreto o de la cuñada buena gente: serán presentes llenos de sentido y con valor emocional.

Ya me apunté con una pulsera de San Antonio de Padua, que dice: “Xfis, consígueme novio”. No diré a quién se la regalaré, mua ja ja…

¡Espero les sirva el dato!

PD: Por cierto, he visto en su fan page que están, día a día, colocando opciones para vivir el Adviento. Bien ahí.

PD2: También hay accesorios para niñas 🙂

Y en verano, ¿qué zapatos le pongo a mis hijos?

Ya está empezando a salir el sol en Lima y me siento como Olaf cantando “Veeeeraaanoooo”, jaja. Menos humedad, menos ventarrones fríos, menos ropa que lavar. ¡Yeee!

El único problema -aparte del calor, los rayos UV y bla bla- es que, teniendo en cuenta que los niños crecen de verano a verano… ¡mis hijos casi no tendrán que ponerse! Sobre todo el pequeñín, de 2 años, practicará nudismo si no consigo ropa bbb este mes. Qué lío.

Los que sí tendrán protección serán sus pies, porque he encontrado una marca INCREÍBLE de zapatitos cómodos para toda estación (aunque yo ya les empecé a dar duro): se llama Pepe y Lola. Los descubrí de pura casualidad, chequeando la página de IniMini Store, y la verdad es que han pasado la prueba más dura que les ha tocado: mi Cristina, de 4 años, quien es casi como Rapunzel con los zapatos (en general)… ¡los odia! Pero los de Pepe y Lola los usa para el nido -¿les ha pasado que ya no les entran las zapatillas de comienzos de año?-, para el parque, para la calle… De hecho, como es pata calata, los prefiere sin medias y, aun así, las pepitas que le compré hasta ahora no le han sacado ampolla ni le han hecho sudar.

Ha sido todo un descubrimiento que quería compartir con ustedes, porque sé lo difícil que es conseguir zapatillas o zapatos adecuados para los peques. A veces nos gastamos un dineral y terminan rechazándolos. Espero les sirva el dato ;).

Una manera increíble de regalar: Special Packet

Un día, en las redes, encontré una marca llamada Special Packet.

En las fotos, aparecían cajas de regalo con lazos y tarjetas HERMOSAS. Pensé que era un servicio de envoltura de regalos y, como ya saben que el emprendimiento me apasiona, averigüé de qué se trataba (bien raro que fuera solo envoltura, ¿no? Je…). Puedo decirles, por lo que vi con mis propios ojitos que Dios me dio, que es, realmente, una maravilla maravillosa.

Por ejemplo, chequeen el kit de cartera:

Contiene: dos libretas artesanales, un lapicero, un espejo, un llavero de Matrioska (como para recordarnos que Perú va al Mundial, je), una vela perfumada, una tira de bombones Ferrero Rocher y la caja misma, que sirve para guardar cositas varias. Todo súper útil. 

Imagínense regalarlo a su hermana, a su mami, a su cuñada (o pedirlo para ustedes, jeje)… después de esto, ya solo haría falta la billetera y un par de pañitos para cuando el peque se embarra de yogurt.

Todo eso, más el lazo, más la tarjetita, más pensar en la cara que pondrá el o la regalada/o, me enamoró; así que averigüé quién estaba detrás y conocí a una de las creadoras.

Me contó que lo que busca Special Packet es ayudar a quienes necesitan sorprender, ofreciendo regalos empacados delicadamente en cajas especiales, que contienen productos diferentes y exclusivos.

Claro, no solo tienen el kit de cartera, en realidad el servicio es personalizado -sobre todo para los hombres, que siempre andan poco inspirados, mmfff….-.

Special Packet es, sin duda, es una gran opción para regalar no solo en Navidad, sino en cumpleaños, baby showers, etc. Yo, al menos, ya estoy apuntadaza.

Y ya sabes, antes que ir retails, #compralocal.

No más consejos, plis: dame un abrazo

No sé si por ser mamá me he vuelto más sensible que antes -una bomba de hormonas drama queen, más o menos-, pero últimamente valoro muchísimo cuando alguien hace un comentario positivo sobre mi chamba como madre. Cuando alguien pronuncia frases que no tienen un “pero” en el medio, que simplemente son y punto: “Eres buena”, “eres alegre”, “eres sacrificada”… sin ese “pero” que significa: eres buena, alegre, sacrificada, pero no tanto. Sin ese “pero” insatisfecho que exige perfección, que muchas veces friega porque le quita el brillo al talentito que, con mucho esfuerzo, y lágrimas, y autoculpa, y desculpa, y bla bla, lograste.

Mi tía Inés es de esas personas que no usa el “pero”. Al menos, con sus sobrinos manganzones como yo, no. El otro día hablé por teléfono con ella -qué rico es escuchar su voz, y qué odioso es el Whatsapp- y me dijo, como siempre, “¡hijita, cómo estás, cómo están los chicos!”. Luego, me levantó el cogote hasta que mi nariz tocó el techo, y deseé meterme en el celular para darle un abrazo y que me rascara la cabecita: “Hija, ahí te veo en el Face todo lo que haces con tus hijos… cómo trabajas y te das tiempo para jugar y reírte con ellos, qué trome”.

– Tía… ¿en serio?
– Claro, hija, lo que haces es muy valioso porque seguro llegas cansada, pero aún así haces cosas con ellos.
– Tía pero… la gente piensa que las mamás no debemos trabajar.
– Ay, hija, la vida es así, tú tienes que trabajar y haces lo que puedes y lo haces muy bien.

Pucha, de verdad que me quedé impresionada, congelada, conmovida, absorta. En esta sociedad desgraciada que solo sabe exigir, exigir y exigir; que juzga y prejuzga con impresionante descaro; que no promueve la conciliación trabajo-familia para que las madres y los padres podamos educar sanos y felices a los próximos líderes de las naciones… está mi tía Inés para dar aliento, ánimo, esperanza.

Vales más que la selección peruana de fútbol, tía Inés. Tú no solo mereces ir a Rusia: tú mereces ir al Cielo.