Sin Kleenex (o Elite)

En la Clínica Internacional, Medicentro San Isidro, soy caserita. El único doctor que me mira con ojos de «¿cuándo me visitas?, ¡prácticamente soy el único al que relegas!» es el cardiólogo (felizmente). De los ojos, paso al estómago; del estómago, a los riñones; de los riñones, a la nariz, y Leer más…

El drama del olluco

Una de las preguntas más frecuentes que la gente te hace antes de casarte es: “¿Sabes cocinar?”. En estos tiempos de “igualdad”, añaden: “¿Y él?”. Cuando las formulaban, mi respuesta era contundente: no a la primera, no a la segunda. Sé freír huevos y hervir el agua. Raúl sabe cocer Leer más…