Tips para la elección del nido

En mis épocas, se iba al nido cuando uno tenía 3 años. Tres, cuatro, cinco… y, luego, al cole. Ahora, el asunto se ha complicado un poco o, mejor dicho, bastante. La vida en la ciudad -mamá tiene que trabajar, no hay nanas de confianza, presión familiar, etc.- ha hecho que, muchas veces, debamos elegir nido incluso desde que nuestro bebé tiene 1 año. Horror.

El lado positivo: nuestro niño va adquiriendo habilidades desde muy pequeño. Lo negativo: se hace un forado en el bolsillo. ¡Son tan caros los nidos! Pero es la vida, pues: oferta y demanda. Lo terrible -aunque hay excepciones, claro- es que ni siquiera le pagan bien a las verdaderas heroínas, las misses. En fin, será tema de otro post.

Ahora sí, tips para que la elección del nido sea más acertada:

1. Debes ser consciente de que no hay nido perfecto. Tenerlo muy claro te ayudará a no agobiarte buscando una opción celestial.

2. Sondea primero qué hay cerca de tu casa. Cuando el nido está muy lejos, por más encantador que sea, quien sufre es el niño: deberá levantarse más temprano que sus compañeros; si va en movilidad, el camino será una tortura…  Si no hay un jardín bueno en los alrededores, evalúa si compensa mudarte cerca del que te gustaría para tu hijo.

3. Cuando veas uno que puede ser bueno, pide una cita y, además de informarte de temas como el precio, pide que te hagan un recorrido. Así, verás si los baños son limpios, si las profesoras son amables, cómo están cuidados los juegos…

4. Averigua qué metodología emplea -Montessori, Reggio Emilia, Optimist, etc.- y busca información sobre cada una. Recuerda: no hay nido perfecto, lo que también implica que no haya metodología perfecta. Lo importante es que la educación de casa y la del nido sean coherentes entre sí lo más posible.

5. Antes de decidirte por una metodología, puedes hacer el ejercicio de preguntarte: ¿Qué quiero yo para mi niño? En mi plan familiar, ¿cómo veo a mis hijos en el futuro? (mejor si responden esto mamá y papá). Por ejemplo, que sea independiente / o no, que aprenda por sí solo / o no, que sea deportista /o no, que reciba formación religiosa que complemente la de casa /o no, etc. Establece tus prioridades: primero, el deporte; segundo, la autonomía; tercero, lo intelectual… Eso te ayudará un montón a decidir.

6. ¡Muy importante!: el nido tiene que ser una especie de precolegio. Es decir, si tienes en mente un colegio determinado para tu peque (para elegirlo, puedes hacer el ejercicio presentado en el punto 5), ambos deberían tener la misma línea educativa. Para eso, ayuda ponerlos en el nivel Inicial del colegio -suelen tenerlo- y, si no puedes, al menos que el nido no sea totalmente opuesto. Por ejemplo: si quieres que tu niño estudie en un colegio de formación tradicional -memorística, poco interactiva, etc. -, no te mandes a ponerlo en un nido que fomenta el autoaprendizaje, la exploración. etc. porque cuando tu hijo empiece Primaria, estará en desigualdad respecto a sus compañeros. Tendrás que pagar nivelación y, el peque, cambiar el chip.

Espero que te sirvan estos pocos pero potentes consejos. A mí me los dio una experta y, por eso, te los comparto 🙂

Regalos a un click: ¡Diciembre sin colas!

Sé que te llegaron los 5 kilos de catálogos de Saga, Ripley, etc. estos fines de semana. Full juguetes, adornos, sillas de playa, sandalias con suela de llanta, blusas para usar el hombro calato, etc. Pero no lo hagas. No caigas en la tentación de tirarte tu grati en tres sets de Antonio Banderas -en stock desde hace 3 años, fácil- o el Barbie Camper de Lujo (¡400 soles! De lujo, realmente…).

Vive, respira la verdadera Navidad. La llegada del bebé Dios que viene a traernos esperanza, unión, perdón. Y regala, claro que sí, como le digo a Cristina: es el cumpleaños de Jesús, entonces la Virgen ha preparado sorpresas, y eso es lo que nos entregamos en Nochebuena.

Detalles, detalles simples pero significativos. Te dejo algunos ejemplos:

1. Para los optimistas con sueños y planes.

 

ageda

disen%cc%83o-lo-que-pienso

Con Diseño lo que pienso, no saben lo feliz que haré a mucha gente esta Navidad. Además, los precios son buenazos (35, 30 soles) y todo viene lindo en su cajita… la miss del nido de Cris me amará, je, jeee.

2. Si te encanta regalar de forma personalizada.

monee-3

monee

Estos bolsos y neceseres hacen honor al nombre de quien los hace: Monée. Si entran a su fan page, se van a quedar mínimo media hora viendo todo lo que tienen, cosas bellas para bebés, mamás; para la playa, para el campo, para la ofi… y los precios también están monitos.

3. Para otras mamás

monee-5

red-carrit

Tu hermana, tu cuñada, la amiga secreta… si es mamá, dirá un “¡¡¡waaaaa qué bello!!!” aunque no sea necesariamente para ella. El primero es un set de portabiberones y babero de Monée, y la segunda foto es de un set de Red Carrot. Por cierto, yo le compré a mis hijos los cuellitos de esta marca a 20 soles y súper bien el algodón, el tamaño, recontra útiles. Ahora voy por los bombachos, ¡¡¡pal calor!!!

Si les sirve el dato, el catálogo de Natura -que tiene productos deliciosos- y el de Oriflame tienen opciones de regalo que pueden dividir, están bravazos.

No se olviden de su pediatra y ginecólogo. Por más buenos profesionales que sean, siempre es bueno tenerlos contentos, je. Algo rico para ellos: un keke de Navidad, trufas, etc.

Hagan sus compras por Facebook o en general de forma virtual, y el ahorro de la colaza para pagar dedíquenlo a su esposo, sus hijos, un café con una amiga. No se compliquen, no sean picky, picky, picky, picky, picky, ja, ja.

Mis “must” de Expobebé

Cada que puedo, voy a Expobebé, una feria grandecita donde muchas marcas, usualmente independientes, ofrecen productos para bebés y niños. Me encanta la experiencia porque siempre hay cositas novedosas, a veces hasta me hago amiga de valientes emprendedoras -en este país hacerlo es casi una Odisea- y aprovecho las ofertas para stockear a mis chiquitines.

El fin de semana hubo feria así que fui, vi y vencí, como diría alguna vez el cónsul romano Julio César. Les paso el dato de lo que me encantó:

1. La agenda médica VIN

Desde que nació mi primera bebecita, tengo un portadocumentos con sus cositas médicas: cartilla de vacunación, resultados de exámenes, etc. Cuando se llena, obviamente, tengo que botar papeles, como las recetas pasadas… ¡y son tan útiles! La agenda VIN (very important notes) te permite registrar todo, todito. A 10 solcitos, casera, bravaza, de verdad.

mama majo img_4911 img_4912

2. La ropa de Wawas R Us

Con solo pocos meses, Cristina ya era fanática de la Gallina Pintadita. Pero… ¡ni había llegado al Perú! La magia de YouTube, je… el asunto es que en esos tiempos no encontraba ni el Pollito Amarillito ni ninguno de los personajes en productos utilizables, así que cuando conocí a alguien que estampaba ropa para bebés, le hice una pijama con figuritas de la banda. Rafael, de 9 meses, entró en la onda también -Cris ya se olvidó, claro, ya es “grande”, pfff- y pensé en hacer lo mismo porque sigo sin ver ropa. Peeero… ¡en la feria había bodies del Pollito, la Gallina, el Gallo, y zas, zas! Me sentí como el Chavo del Ocho con su torta de jamón. ¡Bien ahí, Wawas R Us!

gallina pintadita img_4959

3. Más ropa: Los bodies de Lasso for babies

Valgan verdades, en muchos stands había bodies y polos con mensajes. Sin embargo, los bodies de Lasso me gustaron especialmente por la calidad, se sentían suaves y bien hechecitos, full algodón del bueno. Nada que ver con los que venden en retails, que evito a toda costa porque suelen encogerse, estirarse, decolorarse, etc. Además, tenían frases ocurrentes. Punto para ellos, me llevé 2 para Rafi y ya sé dónde comprar los del verano que ya llega, ¡ya lleeega! (y sigo con 8 kg de más, buahh… cierro paréntesis).

lasso for babies

4. Y más ropa, pero recontra fashion: Baboo

A Baboo la conozco desde hace tiempo, no hay pierde. Tiene ropa tan dulce, tan sentadora, que hace parecer a los bebés y niños como unos muñecos. Justo estaba buscando pantalones medio formalones para mis hijos y, para mi recontra buena suerte, estaban con 45% de descuento… como para llorar.

img_4932 baboo

 

Encontré más cositas útiles y monas, pero no me alcanzó el dinero para comprar, ni el tiempo para apuntar todo 🙁

Para la próxima, más datos 🙂

¡Nos vemos!

Delivery de cositas para bebé: ¡Conoce Baby Express!

No digas que no te ha pasado: justo cuando bebé Benjamín se hizo popó, corriste a buscar los pañitos y… y… y… ¡solo quedaba 1!

mujer-gritando

– ¡¡¡QUIÉEEEEEEN HA USADO LOS ÚNICOS PAÑITOS QUE LE VAN BIEN AL POTO DE BENJAAAA!!!

– Ehh, bueno… amor, yo limpié los juguetes con los pañitos… ¡tú dices que lo haga con eso!

– Con pañitos, sí, pero no los del poto… ¡Y AHORAAA????

– Correré a la farmacia…

Y, mientras, sudas la gota gorda pensando en que se te viene la escaldada del año porque la farmacia más cerca está a 15 minutos de ida y 15 minutos de vuelta. ¡Algodón! Sí, eso puede salvarte… ¡Pero es que ahora te desmaquillas con toallitas!

PERO ESO SE ACABÓ.

Descubrí en el FEIS que existe una empresa llamada Baby Express, que no solo te hace delivery de pañitos, pañales, crema para potito y leche, sino que además lo puedes programar como tú quieras y listo, te olvidas forever and ever de la correteadera.

baby express
Encuéntralos en Facebook como @babyexpressdelivery

El tiempo que normalmente te toma ir al súper o a la farmacia; elegir los pañales, la cremita, la leche, los pañitos; hacer la cola, pagar, esperar a que busquen los productos y los metan en una bolsa de 1 metro de alto para que quepa todo; volver a casa… todo se puede traducir en una horita de parque con los enanos, un lonchecito express con tu churrísimo esposo o un rato de masajes en la pelu de la esquina.

Decidí probar. Como, felizmente, mi Rafo usa sin problemas los pañales que están de oferta -no importa la marca-, les di una gama de opciones y les pedí que me trajeran lo que costara menos -heeeey, no es que sea tacaña sino que estamos agujas :/-.

¡¡¡Liiindo!!! me trajeron un paquete con su lazo y su cariño, justo cuando ya tocaba reponer el stock.

Encima, están con una promo de descuento en el primer mes, y tienen un club de suscriptores para participar de sorteos, promociones y regalos 🙂

baby express

Yyy bueno, como ya está el pedido del mes… me voy a peinar las Barbies de Cristina -no sé por qué eso me relaja tanto, bien freaky me he vuelto…-.

¡Nos vemos!

 

¿Cómo saber si una montura es adecuada para un niño?

Desde niña, soy miope de atar. Nadie lo nota porque, je, me operaron hace 10 años y sigo como nueva. Sin embargo, la miopía es tradición familiar por el lado Salazar y como Raúl también tiene su tantito, creo que mi pobre Cristina es candidata casi fija a no ver sin sus lentecitos.

Por eso, cuando paso por alguna óptica, me fijo siempre en los lentes para niños y, a la vez, me quedo pensando: ¿cómo evaluar si son los indicados? (en cuanto a monturas, me refiero). Y con Cristina, peor aún, si con las justas tiene nariz.

 

Entonces, ahora que tengo todavía un tiempo antes de que nazca mi segundo bebé, busqué información y la comparto con ustedes, si les ha tocado este problema o piensan que se avecina.

Factores a tomar en cuenta antes de comprar lentes para niños:

SEGURIDAD: Las monturas deben ser flexibles, seguras, y exentas de superficies y bordes afilados. Nada de deditos ni caritas cortadas.

safilo 2

CONFORT y FITTING: Las monturas deben ser ligeras, si no, acabarán hartando al niño y se las quitará al primer descuido. A la vez, tienen que ser estables para asegurar la efectividad de la corrección: puente inferior en la parte frontal y diseño especial de las varillas, con una curva horizontal.

RESISTENCIA: Las monturas deben ser lavables… las usarán niños :s

safilo 1

Hay una marca de monturas llamada Sáfilo, que ha sacado una linea de lentes para peques llamada KIDS BY SAFILO. Tiene monturas para niños de 0 a 8 años y lo interesante es que las han hecho en colaboración con la Sociedad Italiana de Oftalmología Pediátrica y la Sociedad Mundial de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo. O sea, recontra validadas y se les ve lindísimo.

safilo