Mi mini chiquivieja

La primera vez que fui a Zara Kids, casi me desmayo. Los maniquís de peques estaban vestidos con ropa que quería ¡para míiii! Demasiado linda, demasiado cool, unas tenidas recontra tiernas, prácticas, libres. Me encantó. Husmeé todo pero solo pude comprar lo que mi conciencia me dictaba: unos hermosos botines Leer más…