¿Por qué tengo que jugar con mi hijo?

– Cris, ¿qué tal te fue en el cole? – Bien. – Y… ¿qué hiciste? Silenciosamente, mi cincoañera desaparece. Nos ha pasado a todos. Los niños no llegan a casa dispuestos a contar su día, salvo excepciones. Usualmente, hay que sacarles la información con cucharita. Sin embargo, existe una herramienta Leer más…