La magia del porteo

El porteo. Cuando nació Cristina (bueno, durante todo el embarazo también), usé un tanto compulsivamente mi aparatito de la manzana para informarme de todo lo que me pudiera ser útil y calmar mis ansias de tener el control sobre lo desconocido (ejem, bueno, ahora poco a poco voy aprendiendo que Leer más…

De panes, panaderías y amor

Por Begoña Songel, Mei Tai Afrodita y la hora del Té Dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo. Y nada más lejos de la realidad. Garbancito antes de nacer ya tenía la panadería montada, estuve a punto de montar una franquicia. Como ya teníamos la habitación Leer más…

Por , hace